Análisis de It Takes Two: una experiencia inolvidable

Análisis de It Takes Two: una experiencia inolvidable

Este análisis de It Takes Two lo han realizado dos personas: Ander Lafont y Catisa.

Debo decir que, en 2018, jugué de salida A Way Out con un amigo y acabé gratamente sorprendido de la experiencia. El juego tenía cositas que mejorar, pero a grandes rasgos es una de esas cosas que merece la pena vivir con alguien con el que haya confianza.

Imagen de A Way Out

Tras él, he vivido otras experiencias similares para dos jugadores (en particular, los dos episodios de The Dark Pictures Anthology). En todas he disfrutado enormemente del juego y el componente extra que es estar comentando la jugada en el sofá o en Discord con un amigo.

Por eso, cuando mi amiga Catisa me ofreció jugar It Takes Two con ella, no dudé: me apetecía mucho ver qué había preparado Josef Fares. Y puedo aventurarme a decir que, en mi opinión, es su mejor título hasta la fecha por MUCHO.

Análisis de It Takes Two: ¿Candidato a GOTY?

Para no caer en spoilers respecto a su trama, simplemente diré que comienza con una pareja que va a divorciarse y tiene una hija. A partir de ahí, la historia avanza sin demasiadas sorpresas hasta su conclusión.

Quién espere giros argumentales o tramas profundas se va a llevar una desilusión, porque It Takes Two nos coge de la solapa y nos señala problemas que, pese a ser más que evidentes desde la posición de espectador, no lo son tanto cuando somos el protagonista.

Pero hablemos de lo importante: la jugabilidad. Los adjetivos se quedan cortos para calificar un juego que no se cansa de reinventarse en sus distintos episodios a través de nuevas mecánicas, no acertando en MUY pocas ocasiones.

Cada personaje tendrá una mecánica única en cada parte del juego, mecánicas que tendrán que usarse en conjunto para poder avanzar. En ese sentido, no se le puede poner un pero a It Takes Two, que consigue que la experiencia para ambos jugadores sea una absoluta delicia.

Dónde sí hay algo más de disparidad es en los minijuegos que iremos desbloqueando en la aventura (minijuegos en los que nos enfrentaremos a nuestro compañero), siendo algunos una maravilla y otros bastantes olvidables.

El apartado gráfico y sonoro son simple y llanamente preciosos. El diseño de niveles y personajes es una auténtica chulada, y muchas de las canciones de la banda sonora se nos quedarán en la cabeza unos cuantos días.

Pero, ¿cuál ha sido nuestra experiencia? Os lo contamos en nuestro análisis personal de It Takes Two.

Ander: «Un juego de 10 que no se queda sin gasolina en ningún momento»

Por «criticar» algo del resto de experiencias para dos jugadores que he jugado antes, diría que lo que menos me gustaba de la experiencia eran los «momentos valle».

La estructura de los juegos y su propia naturaleza hacían que, tras un momento de absoluto frenesí, hubiese un lapso de tiempo (a veces bastante largos) en el que el ritmo del juego se resentía mucho.

En It Takes Two no me ha pasado eso (hablo de mi experiencia, por supuesto), y es que tras acabar una etapa tardamos muy poco en llegar a la siguiente y disfrutar de una nueva mecánica.

En lugar de ser una molestia, cada nuevo nivel era una nueva oportunidad de «trolear» a Catisa y descubrir qué había que hacer para seguir avanzando. Quizás en los compases finales (y hablo de los últimos 10 minutos jugables) sí se presente una parte que me resultó algo más tediosa, pero es casi inevitable.

El juego os durará, como mínimo, unas 10-13 horas, dependiendo de si hacéis los minijuegos o no. El hecho de que solo tenga que comprarlo uno de los dos jugadores para que lo jueguen los dos me parece un auténtico puntazo, sobre todo teniendo en cuenta que no es un título que dure 3-4 horas.

Así que, para no alargarme más, simplemente diré que, si tenéis la oportunidad, lo juguéis. Es de lejos la mejor experiencia jugable que he tenido este 2021 (palabras mayores, teniendo en cuenta que también he jugado Resident Evil Village) y el mejor título cooperativo que he jugado nunca.

Catisa: «Sabe cómo introducir casi cualquier tipo de género de los videojuegos en uno«

Puedo decir que It Takes Two se ha convertido en uno de los juegos cooperativos que mejor sabor de boca me ha dejado y de los más divertidos, sin duda alguna.

Parte de mi tan grata experiencia se ha debido a jugarlo con alguien como Ander, con el que la confianza es plena, algo que considero esencial para poder pasar unas horas con algo que a ambos nos apasiona.

Análisis It Takes Two 2

No me cabe duda que este título es clave jugarlo con alguien con el que te puedas enfadar y disfrutar a partes iguales, porque es cierto que es un juego cooperativo, pero cuando encuentras un minijuego, siempre sale la vena competitiva y es mucho mejor poder enfadarte con alguien que sabes que se lo va a tomar a risas.

En resumidas cuentas, si tenéis la oportunidad de poder disfrutar de esta maravilla, no lo dudéis, porque aparte del apartado gráfico (que es impecable), It Takes Two sabe cómo introducir casi cualquier tipo de género de los videojuegos en uno, sin llegar nunca a aburrir y siendo la mayoría de ellos disfrutables al 100%.

3 comentarios en «Análisis de It Takes Two: una experiencia inolvidable»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.