Análisis Kena: la aventura de un primer juego

Análisis Kena: la aventura de un primer juego

Llevaba mucho tiempo esperando este juego y, de repente, un día me encuentro con que sale al mercado después de varios retrasos. Kena: Bridge of Spirits es un juego creado por Ember Lab, una compañía de no más de 20 personas que empezó su andadura como estudio de animación y que quiso dar el salto al mundo de los videojuegos con este título. Para ser su primera creación, he de decir que me han sorprendido gratamente (cofcof Biomutant cofcof), quitando que algunas cositas tengan sus fallos notables, como comprobarás en este análisis detallado.

Di ‘patata’. El modo foto es algo con lo que perderás mucho más tiempo del que te imaginas

Aunque pueda parecer un juego asequible para todo el público por lo bonito de su apartado gráfico, jugarlo puede suponer todo un reto. Ya no solo por los combates estilo souls que tiene, sino por algunas hit boxes que no están del todo pulidas. Quizás este es el punto que menos me ha gustado de todo el juego, ya que arruina un poco la experiencia inicial de pensar que estás en una película de Pixar o Studios Ghibli, y pasa a ser una experiencia algo desesperante.

Análisis Kena: en profundidad

Lo jugué en PS5 y esto me ha supuesto un sufrimiento en algunas ocasiones al no poder contar con teclado y ratón, y es que apuntar con mando no es de mis puntos fuertes (y eso que la dificultad que puse era normal). Este juego quizás abuse mucho de estas mecánicas de apuntado (arco, bombas) y puede llegar a ser algo frustrante. Te terminas acostumbrando un poco a la ‘fuerza’, puesto que es la única manera de pasarte ciertos bosses.

Otra de las mecánicas que tienes usar casi por obligación son los parrys. Aprender a usarlos como el juego quiere que lo hagas, es una tarea titánica. Se tarda bastante en ver el momento exacto para realizarlo, aunque si le pillas el truco, va todo sobre ruedas. A título personal, me hubiera centrado un poquito más en el plataformeo y los puzles antes que los combates, sobre todo si se trata de un primer juego. Aunque solo un boss logró sacarme completamente de mis casillas, debido a su pico de dificultad absurda, el resto siempre tienen un ‘truco’ para matarlos sin mucha complicación (más allá de las mencionadas hit boxes rotas).

Hablando un poco más en profundidad sobre los ‘jefes’, éstos han supuesto que mi sensación final con el juego sea bastante agridulce. Como comentaba anteriormente, solo uno de ellos consiguió enfadarme hasta un punto de ni siquiera terminarlo por pura frustración. Tiene una cantidad de fases absurdas, se me buguearon mecánicas en varias ocasiones, lo que causó que terminara viéndome un vídeo en YouTube en vez de pasármelo por mí misma.

Conclusiones finales

Pudiera parecer por mis comentarios que todo en el juego es difícil o está mal hecho, pero no todo va a ser negativo. Han sabido implementar de una manera bastante amena las misiones secundarias sin arruinar la historia principal, aunque el juego a veces peque un poco de monótono a la hora de explorar y combatir. Pero como ya he dicho antes, se ve tan bonito que te olvidas muchas veces de estos pequeños detalles.

No quiero terminar este análisis sin antes comentar lo bonitos que son esos pequeños bichos que nos acompañan durante todo nuestro viaje: los Rots. Estos adorables animalicos del bosque nos guían en todo momento y son nuestras ‘magias’, pues sin ellos pasarse el juego sí que es tarea imposible. Los encuentras por todo el mapa, y puedes personalizarlos con unos sombreritos súper cuquis, puedes bailar con ellos, darles besos e incluso pelear. Yo ya me estoy planteando tener uno de mascota, con eso os lo digo todo.

No me digáis que no tendríais una legión de Rots en casa

En resumen, si tienes una PS4/PS5 o prefieres jugarlo en PC (solo disponible en la Epic Games Store), los 40€ están más que rentabilizados para el buen rato que te hace pasar. Tendremos que estar atentos a próximos títulos de Ember Lab, porque les vaticino un futuro brillante si siguen por este camino.

Un comentario en «Análisis Kena: la aventura de un primer juego»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.