Probando juegos del Indie Bundle for Palestinian Aid

Probando juegos del Indie Bundle for Palestinian Aid

¿Cinco pavos? ¿Por cientos de juegos indies, a la mayoría de los cuales nunca jugaré? ¿Y además ayudar a Palestina contra el genocidio perpretrado por Israel? En este artículo probamos juegos del Indie Bundle for Palestinian Aid, con el objetivo de guiaros un poco por su vasta cantidad de juegos.

Meme de Fry de Futurama.

Sobre el bundle

Tras el éxito del Bundle for Racial Justice and Equality, itch.io vuelve a la carga con el Indie Bundle for Palestinian Aid. Entre eso y que por mera estadística algún juego nos va a interesar, ya debería ser un instabuy, pero procedo a analizar en la medida de lo posible su contenido.

Más del 40% del bundle son TTRPGs (juegos de rol de mesa) o suplementos para los mismos. Esto tiene bastante sentido porque al crear un juego siempre es más barato y viable sacar un PDF con las reglas. Leñe, el propio Gary Gygax (creador de Dungeons & Dragons) tuvo que recurrir a ello con su Lejendary Adventure.

Si no sabes a qué jugar con tus colegas en las noches de juegos de mesa, puede ser una buena opción probar varios de ellos. En cuanto a videojuegos, los más conocidos son Framed: Collection, Orwell, Pikuniku… Y en breves se van a añadir Celeste, Jotun, Baba is You y muchos más.

Procedo a realizar breves análisis de algunos de los juegos que he probado y me parecen dignos de mención. Para ahorrarle tiempo a quien le pueda interesar. Voy a ignorar las experiencias basadas en texto en la onda de You Are Jeff Bezos, como A day in the life of a writer o Kaleidoscope

Los he escogido en función de su título o su sinopsis así que es posible que haya escogido basura en detrimento de juegos más aprovechables. Sin más dilación, y por orden alfabético:

2000:1: A Space Felony (or How I Came To Value My Life And Murder Mercilessly)

Por si el título no lo deja bastante claro, estamos ante una parodia de 2001: Odisea en el espacio. Parece que la computadora MAL, encargada de gestionar una nave espacial, ha estado fallando y nuestra misión será documentar la situación.

Si no han catado el International Space Station Tour VR, el gameplay les pillará de nuevas. Básicamente es la misma experiencia pero añadiéndole el elemento murder mystery y las dosis de humor.

Screenshot de 2000 to 1: A Space Felony.

Anodyne

Un zelda-like, con un pixelart simple, cuya mayor baza es el humor. Retorciendo y burlándose de los clichés de los RPGs, puede valer para echar unas risas. Se nota que le han puesto cariño al desarrollo, pero hay opciones mucho mejores en su subgénero. Por ejemplo el clásico de RPG Maker, Star Wars: The Videogame Menace. O cualquier zelda-like, ya puestos.

Screenshot de Anodyne.
Touché.

Batbarian: Testamento de los Primordials

Uno de los goats del bundle. Un metroidvania realizado con mucho mimo, sus dosis de humor, con una buena jugabilidad y diseño de niveles. Muy buen game design, una sorpresa inesperada dentro de lo que viene a ser el bundle.

Screenshot de Batbarian

Codemancer

Bienvenida a Hogwarts, la escuela de magia y hechicería y… Código. Se trata de un jueguecillo educativo cuyo fin es enseñar y afianzar conceptos básicos de programación. Ameno y útil para las peques de la familia o para quienes deseen adentrarse en el mundo informático.

Screenshot de Codemancer.

Democratic Socialist Simulator

Similar a los Reigns, pero manejando al presi de los Estados Unidos. Tendremos que tomar decisiones sobre impuestos, renovación ecológica, calidad de vida de la clase obrera… El objetivo es tomar las decisiones más socialistas posibles sin incurrir en un déficit demasiado grande a la par que reducimos la contaminación. 

No está mal pero no es muy realista, tomé las decisiones más rojeras posibles y me reeligieron. 

Screenshot de Democratic Socialist Simulator.

Eyad and Hala

Este lo escogí porque era el único juego cuya portada era la bandera de Palestina. Visual novel muy cortita sobre Eyad y Hala, un matrimonio palestino que vive en Wilhelmsburg. El presupuesto destaca por su ausencia. La sensación que tengo es de que lo que vemos es el storyboard pero por algún motivo no pudieron mejorar los dibujos.

No obstante, merece la pena aunque sólo sea por cómo visibiliza la situación de inmigrantes, cómo campan a sus anchas los nazis, y por normalizar la homosexualidad y el autismo. Probablemente fue debido a lo honesto de su mensaje que no obtuvieron más presupuesto. 

Screenshot de Eyad and Hala.
A tope con vosotros.

Fit For A King

Juego basado en comandos de texto en el que encarnaremos a Henry VIII. en el que los límites son tu imaginación. Los comandos principales son (M)arry, (E)xecute, (C)ollect taxes… Pudiendo aplicarlos a casi cualquier cosa. 

Screenshot de Fit For A King.
Good boy.

Homebound

Es difícil conciliar el teletrabajo con la vida familiar. El padre de Sophie tiene que seguir trabajando hasta la hora de cenar, así que nos tocará encarnarla y completar diversos minijuegos para que se entretenga. Al estilo de la saga WarioWare, pero mucho peor explicados y algunos hasta mal diseñados. 

A favor estarían su brevedad, el diseño visual y la música.

Screenshot de Homebound

I Get This Call Every Day

Si no han tenido que trabajar de teleoperador, les sorprenderá lo que pasó a continuación. Nuestro prota trabaja en recepción de llamadas y tendremos que lidiar con la falta de empatía de un cliente. El diseño visual es cutrillo pero al ser una experiencia basada en audio no es un gran hándicap. Por lo demás es bastante coherente respecto a la realidad.

Screenshot de I Get This Call Everyday.
Díselo.

Liyla y las Sombras de la Guerra

El juego alrededor del cual se construyó el Indie Bundle for Palestinian Aid. Plataformas a medio camino entre Limbo y This War Of Mine. Está basado en los crímenes de guerra cometidos durante la invasión de Gaza por parte de Israel en 2014. Tendremos que intentar salvar a nuestra hija Liyla del horror. No lloré al terminarlo, es que se me metió algo en el ojo, de verdad.

Resulta durísimo pensar en que esto sigue pasando y que además España es cómplice de Israel. 

Screenshot de Liyla and the Shadows of War.

Long Gone Days

Toca ponernos en el otro lado: ser un soldado de una superpotencia cuyo objetivo es provocar una guerra. Asesinando a civiles, realizando operaciones de falsa bandera, el pan de cada día para los miembros de la OTAN (o la propia Israel). 

Durante la primera misión, nuestro protagonista se dará cuenta de que lo de matar niños está regular, así que tendremos que escapar. Uno de los juegos más elaborados del bundle, un RPG con algunos niveles de shooter y una estética cercana al anime.

Screenshot de Long Gone Days.

Lou Moon

Pequeña historia interactiva sobre la ansiedad. Ese lado oscuro de la luna que nos dificulta hasta la más mínima interacción. Apenas dura un par de minutos, pero merece la pena.

Screenshot de Lou Moon.
Feel you bro.

Mini Metro

¿Hasta los mismísimos del Metro de Madrid? Aquí puedes demostrar que podrías diseñar una red mejor. Según vamos construyendo líneas y conectando paradas, van surgiendo nuevas zonas que conectar dentro de la red. Si eres de letras como yo es posible que acabe saliendo un amasijo de líneas de metro muy caótico.

Screenshot de Mini Metro

Minit

Otro zelda-like, este publicado por Devolver. Trataremos de conocer NPCs y conseguir objetos que nos ayuden a avanzar durante las vidas de 60 segundos. Una vez pasan, vuelves a aparecer en el punto de inicio. Eso sí, con los objetos que hayas conseguido y a ser posible con algo más de idea sobre por dónde continuar. 

Maravilloso game design. Tiene hasta opción de dieta vegana en el menú.

Screenshot de Mini
¿Quién ha activado el modo nocturno?

Nuclear Throne

Un año antes de Enter The Gungeon, llegaba a nuestras plataformas Nuclear Throne. De mano del estudio indie Vlambeer, se trata de un roguelike con doble joystick muy divertido. Vamos desbloqueando personajes con diferentes habilidades a medida que logramos avanzar.

Screenshot de Nuclear Throne.

Tampoco falta el shovelware

Uno de los problemas de itch.io, sin ser el Indie Bundle for Palestinian Aid una excepción, es que un buen número de juegos… Difícilmente se pueden considerar buenos juegos, o incluso juegos decentes. Con la intención de ahorrar tiempo, menciono los que he probado que se quedan a medio camino. Pruébenlos si quieren, bajo su cuenta y riesgo.

Aye Aye Captain: juego de piratas… Simplemente una cutrez. 

Cookies: walking simulator sobre un camello, con estética VHS. No logré avanzar mucho.

Errant Kingdom: La visual novel con menos posibilidad de interacción que he visto.

Potion Prodigy: point-and-click de limpiar trastos de brujas y encontrar objetos ocultos. El más elaborado de esta sección, pese a ello, no deja de ser un juego de móvil (en el mal sentido).

Predestination: Stellaris, pero sin optimización ni presupuesto.

Rose & Time: Parece un ejercicio de principiante de Unity. La premisa no es mala, pero la ejecución..

Spirit Cleaning: Phasmophobia mal. Terribles controles y diseño..

Steam Marines 2: XCOM mal. Junto a Cookies comparte el honor de haberme crasheado el PC.

Terroir: tycoon sobre construir nuestro imperio vitícola. Diseño muy pobre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.