La (inevitable) vuelta a casa

La (inevitable) vuelta a casa

Como escritor, he tenido la suerte de estar en muchas redacciones. Pero siempre hay un comienzo, o más bien un lugar al que llamar hogar. Tras una primera experiencia en una página que no voy a nombrar, Kysucuac decidió apostar por mí en junio de 2018, y entré a formar parte de la redacción de Voltio.

En esa redacción aprendí a escribir de verdad, di mis primeros pasos en el SEO y conocí a mucha gente increíble. Precisamente he seguido (y sigo) trabajando con Kysu en otros proyectos, y nunca podré agradecerle lo suficiente la paciencia que tuvo y la ayuda que me ha prestado durante todos estos años.

Antiguo logo de Voltio
Así se veía el antiguo logo de Voltio

Sin embargo, por muchas redacciones en las que haya estado, es imposible no recordar tus primeros pasos. El lugar en el que comenzó todo. La web que te ayudó a crecer a nivel profesional.

Es por eso que vuelve Voltio. No como antes (la actualidad, por lo menos en lo que a artículos se refiere, se la dejamos a otros), pero sí con la misma esencia. Toda la estructura de la página web la ha montado un servidor, así que ya me disculpáis lo tosco del diseño.

Con el paso de los días, la web irá teniendo más contenido, se harán cambios en el diseño y anunciaremos un poco cómo funcionará la página.

De momento, solo puedo decir una verdad inevitable, que llevo años esperando y que finalmente (y con el trabajo de una buena parte del antiguo equipo de redacción) hemos conseguido hacer real: he vuelto a casa.

3 comentarios en «La (inevitable) vuelta a casa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.