YO QUERÍA ANALIZAR DEATHLOOP, NO REPLANTEARME MI VIDA

YO QUERÍA ANALIZAR DEATHLOOP, NO REPLANTEARME MI VIDA

Historia y análisis de cómo Deathloop se ha metido en la cabeza de un servidor y casi le provoca una crisis creativa.

¿Cuánto tiempo llevo intentando escribir esta cosa? Desde que lo he empezado ha habido cuatro borradores en tonos distintos, me he sacado todos los finales del juego, me ha dado tiempo a terminar Lost Judgment, Psychonauts 2, Demon’s Souls Remake, Superliminal, Hitman 3 y Jedi Fallen Order.

Si hasta he visto Operación Camarón antes de decidirme a escribir esto, por dios bendito.

Y ni siquiera es que Deathloop sea un juego extremadamente complejo de analizar, sigue pautas que ya son muy conocidas en la industria…

 

¿QUÉ HA PASADO?

 

 

Todo ha seguido el proceso habitual de un análisis: juego terminado tomando notas e ideas en el proceso para luego poder desgranarlo frente al teclado. Completado varias veces y tomándome mi tiempo (gracias a Dios, o sea, la jefa) para tener además un mejor entendimiento del título. Y con esas, aquí estoy, siendo esta como la novena vez que me siento frente al portátil pensando en qué palabras pueden formar el conjunto de ideas que he sacado en claro de esta obra.

Y creo que he dado con el problema: no estaba escribiendo un análisis, sino una guía de compra que encontrarías en un catálogo de una tienda.

No tengo problemas con un análisis formal, he hecho más de uno y aunque prefiera un enfoque más centrado en las sensaciones que me ha producido el juego, podría escribir uno perfectamente… Menos en este caso.

Deathloop ha sido un título que no me ha sorprendido en nada, su constante publicidad y saturación de tráilers dan lo que prometen. No hay publicidad engañosa, es simplemente eso: un bucle temporal con dos asesinos enfrentados por toda la eternidad, uno tratando de que el bucle acabe y otro tratando de que continúe hasta el infinito.

Mecánicas de sigilo, poderes, armas, libertad para afrontar combates, magistral diseño de niveles marca de la casa y detectivear por la isla para crear una ruta de ataque.

Y ya está, ese sería el análisis formal, pero alargado a mil palabras más. No queréis eso, y yo tampoco.

 

LA LABOR DE UN TEXTO

 

Cuando empecé a interesarme activamente por todo este mundillo no me gustaban los análisis con nota al final. Me parecían muy útiles, si… Para saltarte toda la parrafada e ir directamente al número.

Puntuar gráficos, historia, jugabilidad y sonido por separado para luego hacer una media no me parece una forma del todo correcta de entender el medio.

¿Por qué lo digo? Porque si hiciera eso, desde mi criterio, Deathloop se quedaría peligrosamente cerca de un 10, cuando no lo considero una obra maestra ni de lejos ni de cerca.

Deathloop ha sido una de las experiencias más divertidas de este año, con la dosis justa de tragedia para que no se quede en un ejercicio de gamberrismo. He estado horas explorando y maravillándome con la verticalidad de los escenarios y como invitan a una preparación exhaustiva por tu parte, creando builds de personaje hasta dar con la que se ajusta a mi estilo de juego y tiene una forma muy dinámica de que entres en la piel del protagonista, Cole, dado que ambos empezaréis tomándoos las cosas con calma para acabar siendo una fuerza de la naturaleza.

Y luego su historia, desfasada en su forma de contarse (Bioshock fue en 2008, debemos asumirlo) pero lo bastante intrigante para que quieras conocer a los personajes que moran en ese paraíso hedonista que es el bucle, sin caer en ningún momento en la lástima, ya que el hecho de que sean interesantes no es incompatible con que quieras despeñarles desde un quinto piso.

Y aún con todo esto, no es un juego que pueda recomendar a todo el mundo.

 

ESTA ES LA PARTE EN LA QUE ME ATASCO

 

 

Porque… ¿Por qué no? ¿Por qué algo me dice que no puedo acabar recomendándolo como si nada?

Seguramente por el choque de sensaciones que he tenido jugándolo; A ratos el juego es frustrante porque narrativamente lo necesita. ¡Eso es bueno! Pero no por ello deja de ser frustrante. La mecánica de la asesina rival, Julianna, añade un punto de aleatoriedad muy bienvenida, pero su implementación como modo online deja mucho que desear en cuanto a funcionalidad y balance.

El clímax del juego, la gran final me ha parecido la conclusión perfecta para la historia que estaban contando. Los tres finales me parecen satisfactorios para las distintas formas que hay de interpretar la historia, sus personajes y sus relaciones… Y he visto que es uno de los puntos que más sacan de las casillas a la gente porque piensan precisamente lo contrario.

Simplemente me parece una contradicción que me ha hecho cortocircuitarme. Cada punto positivo que le veo al título puede ser rápidamente contrarrestado.

Ya me pasó algo parecido al hablar de Death Stranding, pero con este caso entiendo menos el por qué algo me dice que no va a funcionar. Tengo claro que una caminata meditativa de 40 horas no pueda atraer a todo el mundo, pero la comedia de aventuras sobre un bucle temporal debería funcionar, ¿Verdad?

Así que nada, ocho sobre diez supongo.

 

LA OBJETIVIDAD HA MUERTO, LARGA VIDA A LA OBJETIVIDAD

 

Muy flipado el título de esta parte, pero a eso es a lo que quería llegar. El hecho de querer ser objetivos y formales puede ser una gran limitante en la creatividad.

Estuve mucho tiempo pensando títulos para este artículo, algunos de ellos me gustaban mucho. Las frases “El tiempo camina conmigo” y “La muerte es cosa de otros” me parece que son la definición perfecta de lo que es Deathloop, y mientras pensaba en ellas y en cual usar para la portada fue cuando empecé a pensar que escribir eso en el título y luego no ponerme a enumerar paso a paso todas las mecánicas quizá quedaba algo raro.

Yo solo quiero deciros que Deathloop me ha encantado pero que no es ni una obra maestra ni un juego mediocre, ¿Por qué está siendo tan difícil?

No es el miedo a exponer una opinión, después de todo vivo en twitter. No es el poder fallar a alguien y que compre el juego y luego no le guste, porque asumo que antes de eso habrá mirado en otros lugares y ya tendrá una opinión más formada.

Creo que es el no querer escribir de nuevo lo que se ha dicho un millón de veces, pero a su vez eso es entrar en un círculo vicioso, ya que lo que estáis leyendo ahora ya se habrá dicho en mil sitios, y a su vez no soy una persona tan ambiciosa como para querer hacer algo “totalmente nuevo”.

 

DEATHLOOP, ¿QUÉ ME HAS HECHO?

 

 

Cuando me compré el juego no esperaba que me llevara a mi crisis de la pubertad de los escritores de artículos. Sinceramente este era un título que ya iba a tener presente por méritos propios, pero ahora ya estoy segure de que no se me va a olvidar por la cantidad de horas de darle vueltas.

Ha tenido que venir un juego que no innova en nada de nada, pero que hace las cosas muy bien, pero que no es nada que no hayamos visto ya, pero que es tan delicioso de jugar y explorar, pero que no tiene una historia magnífica, pero sí que está narrada de una forma excelente para tener una crisis creativa que intento purgar con esto que estáis leyendo.

Espero que hayáis sacado algo en claro tanto de Deathloop como de las personas que hay tras las palabras. Yo no estoy segure de haberlo hecho de ninguna de las dos cosas y seguramente que lo siguiente que escriba será o algo más tradicional, o menos personal. O quizá no.

Me voy a jugar un rato.

Un comentario en «YO QUERÍA ANALIZAR DEATHLOOP, NO REPLANTEARME MI VIDA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.