Cuatro títulos que un fan de los RTS no debería perderse

Cuatro títulos que un fan de los RTS no debería perderse

Hablemos de los RTS.

Cuando se habla de un género en los videojuegos siempre salen unos cuantos títulos representativos. Suelen ser conocidos no solo por los propios fanáticos del género sino también por el resto. Estos títulos suelen condensar a la gran mayoría del público siendo cada vez menos los que se asoman al núcleo del propio género.

Solo los que quedan fascinados por su atrayente gravedad buscan nuevos títulos con los que saciar sus ansías de horas de entretenimiento. Como no puede ser de otra forma, hoy me voy a encargar personalmente de recomendar unos cuantos juegos de estrategia en tiempo real (RTS), algunos con más años que Matusalén, que en su día llegaron de tapadillo pero que sobresalen por encima de otros por darle una pequeña vuelta de tuerca a los RTS.

Empire Earth, una gran saga de RTS

La saga Empire Earth fue desarrollada por Stainless Steel Studios y Mad Doc Software, consta de tres títulos y varias expansiones, siendo el primer título lanzado en 2001 y su tercera parte, y última, en 2007. Es hija de su época, siendo muy influenciada por Age of Empires y su mecánica de evolución entre eras.

Empire Earth Gold Edition | GOG.com | Windows | Key4You.cz

Visualmente eran títulos muy cuidados, sobre todo el Empire Earth II, su jugabilidad era interesante pero en lo que destacaba era la posibilidad de seguir avanzando en la historia por encima de lo que nos dejaba Age of Empires. Avanzábamos entre la prehistoria hasta llegar al mundo moderno, podíamos construir aeropuertos y silos de misiles, incluso podíamos avanzar un poco más hacia una época más futurista. Una saga que innovó mucho aportando más posibilidades a los RTS y que precisamente cayó por su falta de inventiva en sus últimos títulos.

Star Wars: Empire at War

A muchos fans de la estrategia os tiene que sonar Command&Conquer, un clásico entre los clásicos, pues bien este RTS basado en el universo de Star Wars fue desarrollado por Petroglyph, compuesta por antiguos empleados de Westwood Studios, los culpables del título antes mencionado.

Star Wars: Empire at War y su posterior expansión Forces of Corruption están basados en la guerra rebelde que ocurre entre las tercera y la cuarta película (La venganza de los Sith y Una nueva esperanza, respectivamente). Aunque la falta de facciones lo hacía repetitivo, de ahí que sacaran una expansión con una facción totalmente nueva y con mecánicas bastante chulas, era un título bastante interesante tácticamente aunque algo caótico. Si habéis visto los juegos Total War sabréis que tienen dos modos o mapas (si no ya os lo cuento yo); uno es el mapa de campaña donde podemos mover nuestros ejércitos y mejorar ciudades; otro es un mapa de batalla donde movemos tropas y combatimos. Este título tiene algo parecido, aunque su mapa de campaña también es en tiempo real, de ahí lo caótico, en el mapa galáctico movemos ejércitos y desarrollamos edificios y en el de batalla combatimos para expulsar a los enemigos.

Star Wars: Empire at War y su expansión tienen mecánicas bastante interesantes para un RTS, pero la época 2006 y su situación de nicho tanto de género como de universo, no lo elevaron tanto como debiera. Además de que su dificultad es bastante elevada y sus batallas un desafío curioso.

Warhammer 40000: Dawn of War

El género de estrategia le sienta especialmente bien a Warhammer 40k, muchos de sus títulos están basados en turnos y siguen saliendo muchos más como el reciente Battlesector. Pero la saga Dawn of War y más concretamente el primer título es una saga de RTS que cautivó a los fans del universo. Está desarrollado por Relic Entertainment y consta del juego base y tres expansiones, cada una añadiendo mucho contenido nuevo y nuevas razas.

Warhammer 40000: Dawn of War - Master Collection | PC | CDKeys

Su jugabilidad es rápida y se asemeja a los títulos de Blizzard, Starcraft y Warcraft, pero añadiendo ese toque «warhammero» con escuadras de unidades y héroes. Tanto el juego como sus expansiones tienen suficiente contenido como para pasar horas y horas jugando sin descanso, cada raza tiene una campaña y muchos desafíos. Es una lástima que en la saga no siguieran el mismo camino, el segundo título se parecía mucho más a la saga Company of Heroes y el tercero fue un burdo intento de MOBA sin alicientes ninguno. Sin embargo el primer título siempre es garantía de éxito si te gustan los RTS.

Sparta: La batalla de las Termópilas, un RTS no tan histórico

Dejemos una cosa clara, este juego tiene de históricamente preciso lo que un mono tiene de guionista, aunque muchos se empeñen en dejarle una máquina de escribir a un chimpancé. Aunque su título incluya la batalla de las Termópilas, su extensión es mayor y su campaña no solo nos cuenta que es de espartanos y persas si no que incluye también a egipcios. Su segunda parte añade algunas facciones más. La saga está desarrollada por World Forge y su distribución estuvo a cargo de FX Interactive.

Quitando que el juego tiene fumadas tan interesantes como que los Espartanos desarrollaron la ballesta o que los Persas tenían magos lanza bolas de fuego, Sparta nos traía mecánicas únicas, desde personalizar a nuestras propias unidades a recoger armas en el campo de batalla para venderlas o usarlas o incluso usar monturas según quisiéramos. Un juego con mecánicas muy interesantes y dignas de estudio, pero al que le faltaba contenido y algo de equilibrio, sobre todo a la hora de manejar costes.

En el catálogo de FX Interactive hay títulos RTS increíblemente únicos, que fan no ha jugado a la saga Imperium, sin embargo esta saga Sparta es digna de mención por la capacidad tan única que aportaban sus mecanicas. Las tecnologías que se podían desarrollar, las capacidades, la personalización de las unidades y los héroes, sus batallas navales o las bonificaciones de cada arma, un entramado complejo que atrae a todo fan de la estrategia.

Autor: Ángel Almansa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.